Todas las imágenes tienen al menos 300 DPI.


Cuando se eligen imágenes en el archivo, deben ser de al menos 300 DPI. La abreviatura DPI significa Puntos por pulgada, o puntos por pulgada cuadrada. Al usar 300 DPI para una imagen, la resolución y la calidad del material impreso pueden ser garantizadas.


¿Cuánto DPI tiene mi imagen?


Puedes averiguarlo haciendo clic en la imagen. La información sobre la imagen, incluyendo el DPI del archivo, aparecerá ahora en la esquina superior izquierda de la hoja de trabajo.